En 1940 Lonergan vuelve a Montreal donde enseña teología en el Collége de l’Immaculée Conception hasta 1946. En este periodo termina a escribir dos ensayos sobre economía, los que fueron actualizados cuando más de tres decadas despues vuelve al tema en sus investigaciones y docencia. Despues de su muerte este trabajo fueron publicados en los dos volumnes de “Hacia una nueva economía políticay un “Ensayo sobre el análisis de la circulación”. [1] 

  

En 1945 comienza a reunir material sobre el deseo de conocer a Dios y la teoría aristotélica del conocimiento según santo Tomas. Este material le sirve de base para un curso sobre “Pensamiento y Realidad” que realiza en el Thomas More Institute de Montreal y para cinco artículos publicados en Theological Studies [2], reunidos posteriormente como libro sobre la palabra y la idea en Aquino [3].

VerbumEl estudio, reconocido como unos de los más importantes del siglo sobre Aquino [4], no comienza con la metafísica de Tomás sino con la psicología de su teoría cognitiva para investigar su comprensión del entendimiento humano. A nivel teológico, el trabajo ofrece una exégesis histórica sobre como Tomas recontextualizó dentro de la metafísica de Aristóteles la analogía psicológica de Agustín sobre las relaciones Trinitarias.[5] A nivel filosófico el trabajo examina como Tomas comprende el acto humano de entender y establece que lo fundamental de su teoría cognitiva no son los conceptos que se combinan en proposiciones para construir silogismos o formulas científicas. Más bien son las operaciones cognitivas del entendimiento que fundamentan todo silogismo, concepto y juicio. El estudio anticipa cómo Lonergan va a desarrollar su propia comprensión del entendimiento humano a partir de las operaciones cognitivas que son constitutivas de la estructura dinámica de la conciencia intencional [6].

Aun cuando Lonergan valoró profundamente la obra de Tomás, como una síntesis filosófica, teológica y cultural que respondió a los desafíos del mundo medieval, no consideró a si mismo como tomista escolástica. Más bien toma a Tomás como inspiración para desarrollar un programa con cinco propuestas para actualizar el catolicismo en diálogo con el desarrollo moderno del pensamiento científico e histórico. Primero, propone subordinar la lógica clásica al comando del método cognitivo de la mente humana[7]. Segundo, plantea superar la noción aristoteliana de ciencia, con una comprensión de las ciencias modernas basada en un análisis de la intencionalidad. Tercero, en vez del alma de la metafísica clásica o la psicología de facultades, comienza con el dato empírico de las operaciones cognitivas de la conciencia intencional del sujeto psicológico. Cuarto, en vez de una noción clásica normativa y ahistórica de la naturaleza humana, propone una comprensión histórica sobre el desarrollo cultural fundado sobre la diferenciación progresiva de la conciencia humana. Finalmente, en vez de los principios primarios de la tradición clásica establece como más elemental el método trascendental de la conciencia intencional [8].Insight

Entre 1947 a 1953 se encuentra Lonergan en Toronto enseñando en el Instituto Pontificio de Estudios Medievales y Regis Collage. En este periodo escribe su obra filosófica magna, Insight, un estudio sobre el entendimiento humano [9], el tratado epistemológico en ingles más importante después de John Locke (1632-1704) y David Hume (1711-1776). Es un trabajo que dialoga a la altura del desarrollo histórico de las matemáticas, de las ciencias y de la filosofía. Su finalidad es responder a tres preguntas. ¿Qué hago cuando conozco? ¿Por qué esto es conocer? ¿Qué conozco cuando hago esto? La respuesta a la primera pregunta es una teoría del conocimiento, la de la segunda una epistemología y a la última una metafísica.


[1]  Lonergan, Bernard. For a new political economy. Volume 21 (1998) y Macroeconomic Dynamics: An Essay in Circulation Analysis, Volume 15 (1999). Collected Works. Toronto: University of Toronto Press.

[2] Bernard Lonergan. “The Concept of  Verbum in the Writings of Saint Tomas Aquinas”. Theological Studies Nº 7, 1946, 349-92; N° 8, 1947, 35-79, 404-44; N°10, 1949, 3-40, 359-93.

[3]  Lonergan, Bernard. Verbum: Word and Idea in Aquinas. Volume 2, Collected Works. Toronto: University of Toronto Press, 1997. Publicado originalmente como libro en 1967.

[4]  Jaroslav Pelikan, historiador de Yale, evalúa el estudio de Lonergan como uno de los más importantes sobre Aquino, The Christian Tradition: A History of the Development of Doctrine. University of Chicago Press, Chicago, 1989. De igual modo Anthony Kenny afirma que el estudio es uno de lo más iluminativos sobre el trabajo de Aquino. Aquinas on Mind. Routledge, New York, 1993. Giovanni Sala, examina la continuidad y navedad entre Santo Tomas y Lonergan en From Thomas Aquinas to Bernard Lonergan: Continuity and Novelty.

[5] Summa Theologiae I. qq. 27 y 93.

[6] Op. Ct. Crowe (1992). Cf. Capitulo 2. “Apprentice to Tomás Aquinas” pp. 39-51.

[7] La lógica con su ideal de claridad, coherencia y rigor es estático y sus conclusiones están contenidas en sus premisas. En cambio el dinamismo del método cognitivo es progresivo y acumulativo en su comprensión de cómo preguntas combinan con respuestas en el descubrimiento que se contextualiza dentro de los horizontes de los sujetos. Cf. “Method: Trend and Variations” en A Third Collection. Op Ct. pp. 15-16 y 21.

 [8] Bernard Lonergan. “The future of Thomism” en A Second Collectión, ed. W. Ryan y B. Tyrrell, London, 1974. p. 44-52.

[9] Bernard Lonergan. Insight: A Study of Human Understanding. Volume 3, Collected Works of Bernard Lonergan. Toronto: University of Toronto Press, 1997. Publicado originalmente en 1957. Ver traducción de Francisco Quijano. Insight. Estudio sobre la comprensión humana. Sígueme/Universidad Iberoamericana. Salamanca, México, 1999. Ver reseña de Martín López Calva. en la Revista Latinoamericana de Estudios Educativos y reviews en Amazon.