GregorianoEn 1933 Lonergan comienza sus estudios teológicos en la Universidad Gregoriana de Roma. Escribe otro ensayo sobre el acto del asentimiento en el pensamiento de Newman y su profunda preocupación por las condiciones socio-económico de su tiempo lo lleva a leer Hegel (1770-1831) y Marx (1818-1883) en su tiempo libre. En su ensayo ‘Pantôn Anakephalaiôsis’ (La restauración de todas las cosas) de 1935 explora el desarrollo de la solidaridad humana en el tiempo. Esboza una sociología fundamental, una metafísica de la solidaridad humana y un análisis teórica de la historia dentro un patrón de desarrollo, decadencia y redención. En este periodo los efectos negativos de la gran depresión y la carta encíclica Quadragesimo anno del Pio XI (1931), que propone sujetar la economía a leyes morales, lo lleva a dedicar más de una década al estudio teórico de la economía en perspectiva de una ciencia moral [1].  
  
Durante sus primeros años de estudios fue introducido al pensamiento de Santo Tomas (1225-1274). Su comprensión de la teoría cognitiva de Tomas lo lleva a criticar unas interpretaciones Tomistas contemporáneas porque llamaban conocimiento intelectual lo que era solo conocimiento sensorial. En este periodo se familiariza también con el tomismo trascendental del jesuita belga Joseph Maréchal (1878-1944) [2] cuyo pensamiento contribuyó otros elementos decisivos para afianzar la propia teoría cognitiva de Lonergan. De Maréchal aprende que el conocimiento humano es discursivo, no intuitivo, que se construye por un proceso heurístico y que su componente decisivo es el juicio [3]. En acuerdo con la perspectiva de Maréchal, Lonergan comprende que el conocimiento no se construye sobre premisas a priori o intuitivas, como en Immanuel Kant (1724-1804), sino mediante un movimiento heurístico desde algo desconocido que se hace explícito mediante operaciones cognitivas que buscan comprender y interpretar el dato dentro una esquema perceptual y mediante un juicio fundado que tiene como finalidad el conocimiento. 
  
En 1936 Lonergan fue ordenado sacerdote en Roma y entre 1938-40 prepara su tesis doctoral sobre Grace & Freedom“Gratia Operans” en que examina el desarrollo historico del pensamiento de santo Tomas sobre la relación entre la voluntad salvifica de Dios y la libertad humana. La tesis es una exégesis de los fuentes que usó Tomás y sobre como él trabajó, cuestionó, entendió, juzgó y escribió en su contexto histórico para desarrollar su propia síntesis sobre la relación entre gracia y libertad. Con su disertación Lonergan resuelve la controversia escolástica sobre el tema, que por siglos había dividido en posiciones irreconciliables los jesuitas seguidores de
Luis de Molina (1535-1600) y los dominicos seguidores de Domingo Bañez (1528-1604). Con un método histórico-crítico Lonergan diagnosticó que la raíz del problema se encuentra en especulaciones escolásticas que a partir del Siglo XVI carecían de la conciencia histórica necesaria para comprender el desarrollo del pensamiento propio de Aquino. La disertación que, consta de seis partes fue publicada en cuatro artículos en Theological Studies en 1941 y 1942 y posteriormente como libro en 1971 con una nueva edición en el 2000. [4].

    

[1] Cf. Crow, op. ct., pp. 22-26.
[2]  Josef Maréchal se sitúa dentro la tradición del Instituto de Filosofía Superior de la Universidad de Louvaina que a fines del Siglo 19 fue creado para establecer un diálogo estudioso entre el pensamiento pos kantiano, las ciencias modernas y la filosofía tradicional. El Instituto buscó fundamentar una epistemología de la metafísica y defender la fe frente la crítica kantiana del conocimiento que dejaba la mente sin posibilidad de fundamentar el conocimiento especulativo de la realidad.
[3]  Maréchal había introducido la finalidad en su noción del conocimiento, confiriendo así a la inteligencia especulativa la misma validez que Kant atribuyó a la inteligencia práctica. Por la función que Kant adscribió a la intuición en el conocimiento, no pudo al mismo tiempo dar primacía al juicio, ni asumir una perspectiva finalista en relación con el conocimiento como algo hacia donde mover. Cf. Bernard Lonergan. Understanding and Being: The Halifax Lectures on Insight. Editado por Elizabeth Morelli y Mark Morelli, Lonergan Research Institute, University of Toronto Press, Toronto, 1990, pp. 371-372.

[4]  Bernard Lonergan. Grace and freedom: operative grace in the thought of St. Thomas Aquinas. Volume 3, Collected Works. Toronto: University of Toronto Press. 2000. Ver reseñas en Amazon.
  
Sobre Joseph Meréchal