En el colegio jesuita de Heythrop en Oxfordshire, Inglaterra Lonergan se dedica de lleno al estudio de la filosofía. Su programa académico de orientación suareziano se realiza con manuales alemanes, formación que posteriormente tuvo que des-aprender. Estudia los fundamentos de las matemáticas la Introduction to Logic de H.W.B. Joseph y el Grammar of Assent de John Henry Newman. Durante este periodo comienza a perfilarse su interés por la teoría del conocimiento y por los preceptos morales de la economía.
  
En un trabajo sobre inferencia matemática rechaza la posición establecida que las pruebas de Euclides no se aprenden pensando sobre el concepto de una figura geométrica. Demuestra por el contrario que el entendimiento ocurre cuando se inquiere sistemáticamente sobre la imagen de la forma geométrica. Con este trabajo verifica que la comprensión de las formas geométricas no sucede por deducciones conceptuales, sino por inferencias sensibles en que la visualización y los esquemas preceptúales tienen una función fundamental para el entendimiento.
En otro estudio recurre a John Henry Newman, y su distinción entre consentimiento nocional y consentimiento real, para oponerse al argumento liberal que los juicios son probables pero no certeros. Según Newman el consentimiento nocional solo llega a una respuesta estética en relación a una buena idea. En cambio el consentimiento real esta fundado sobre un conocimiento que motiva a vivir en acuerdo con lo que se ha comprendido. A partir de estas distinciones Lonergan establece la diferencia entre investigación científica y juicio verdadero. Con un juicio verdadero no solo se conoce la verdad, también se la conoce conscientemente. Si un juicio puede ser conscientemente verdadero, las ciencias dejan de ser la única medida de certeza. De este modo constata que no son las inferencias lógicas de los métodos silogísticos y científicos que constituyen las referencias de certeza, sino las operaciones de la mente.
  
Por la influencia de su profesor Lewis Watt, quien en 1928 publicó Capitalism and Morality, Bernard comienza a interesarse en como discernir los preceptos morales que están basados en la naturaleza del funcionamiento de la economía misma. Durante el último año estudia matemáticas e idiomas con el fin de con el fin de obtener el grado civil de Bachillerato en Artes de la Universidad de Londres. Convenía a los colegios jesuitas canadienses contar con profesores graduados para poder recibir subsidios gubernamentales.