Nota
   
El texto [1] siguiente es de Bernard Lonergan (1904-1984) filósofo, teólogo y economista canadiense. En el texto, Lonergan  explicita las bases de un método empírico generalizado, fundado sobre el deseo de conocer y las operaciones cognitivas de la consciencia intencional que fundamenta el saber humano,  sean esto expresión del sentido común, cultural, científica, religiosa o filosófica. El deseo de conocer devela el valor,  lo que se quiere, lo que da dirección a la intencionalidad. Las operaciones cognitivas-lingüísticas develan la estructura dinámica de la mente en el proceso de conocer y fundamenta una epistemología que explica lo que hacemos cuando conocemos. Estas operaciones que están animados por el deseo de conocer tienen un objeto de conocimiento que se conoce mediante un juicio de hecho fundado. Finalmente los juicios de valor ofrecen criterios éticos que orientan el ejercicio de la libertad responsable en la toma de decisiones, proceso en el cual cada uno se constituye como sujeto moral.

Profesor J. Morin. UCM _____________________________________________________________________________ 

Patrón Básico de Operaciones

Bernard Lonergan

Las operaciones del patrón son ver, oír, tocar, oler, gustar, inquirir, imaginar, entender, concebir, formular, reflexionar, ordenar y sopesar la evidencia, juzgar, deliberar, evaluar, decidir, hablar, escribir.     
Se supondrá que todos estén familiarizados con algunas al menos de estas operaciones y que se tenga alguna noción de lo que signifiquen los otros términos. Nuestro propósito es sacar a la luz el patrón dentro del que ocurren estas operaciones y sucede que no podremos tener éxito sin una excepcional cantidad de esfuerzo y actividad de parte del lector.
     
Las operaciones de la lista son transitivas. Tienen sus objetos. Ellas son transitivas en el sentido psicológico de que por la operación uno se da cuenta del objeto. Este sentido psicológico es lo que significa el verbo ‘tender-a,’ el adjetivo ‘intencional,’ y el sustantivo ‘intencionalidad.’ Decir que las operaciones tienden a sus objetos es referirnos a los hechos de que al ver se hace presente lo que es visto, al oír se hace presente lo que es oído, al imaginar se hace presente lo que es imaginado, etc., donde en cada caso la presencia en cuestión es un evento psicológico.
          
Las operaciones de la lista son operaciones de un operador, y al operador se le llama el sujeto. Él también es sujeto en el sentido psicológico de que opera conscientemente. De hecho, ninguna de las operaciones de la lista ha de realizarse durmiendo sin soñar ni en estado de coma. Igualmente, siempre que se realiza cualquiera de las operaciones, el sujeto se da cuenta de sí mismo operando, está presente para sí mismo operando, está experimentándose a sí mismo operando. Más aún, como se verá ahora, la calidad de la conciencia cambia conforme el sujeto realiza diferentes operaciones.
       
Así pues, las operaciones no sólo tienden-a objetos. Ellas tienen una ulterior dimensión psicológica. Ocurren conscientemente y por ellas el sujeto operador está consciente. Así como las operaciones por su intencionalidad hacen a los objetos presentes ante el sujeto, así también por la conciencia hacen al sujeto operador presente para sí mismo.
   
El objeto está presente como aquello que se mira, al que se atiende, al que se tiende. En cambio, la presencia del sujeto reside en el mirar, en el atender, en el tender. Por esta razón el sujeto puede estar consciente, como quien atiende y, con todo, dedicarle toda su atención al objeto como lo que es atendido.        
Igualmente, hablé del sujeto que se experimenta a sí mismo operando. Pero no supongo que este experimentar sea otra operación que se le agregue a la lista, porque este experimentar no es tender-a sino estar consciente. No es otra operación además de la operación que es experimentada. Es esa misma operación que, además de ser intrínsecamente intencional, también es intrínsecamente consciente.
   
Tienen que distinguirse los diferentes niveles de conciencia e intencionalidad. En las etapas del sueño, la conciencia y la intencionalidad de ordinario son fragmentarias e incoherentes. Cuando despertamos, adquieren un matiz diferente para extenderse a cuatro niveles sucesivos, relacionados, pero cualitativamente diferentes. Está el nivel empírico en el que tenemos sensaciones, percibimos, imaginamos, tenemos sentimientos, hablamos, nos movemos. Está un nivel intelectual en el que inquirimos, llegamos a entender, expresamos lo que hemos entendido, desarrollamos los presupuestos e implicaciones de nuestra expresión. Está el nivel racional en el que reflexionamos, ordenamos la evidencia, pronunciamos un juicio sobre la verdad o falsedad, certeza o probabilidad de una afirmación. Está el nivel responsable en el que nos interesamos por nosotros mismos, nuestras propias operaciones, nuestras metas, y así deliberamos acerca de los posibles caminos de acción, los evaluamos, decidimos y llevamos a cabo nuestras decisiones.
 

Ver el cuadro y compara la relación entre las operaciones cognitivas-lingüísticas del sujeto y las caracteristicas del objeto de conocimiento intencionado.

____________________________________________________________________________


Actividad
 

Auto-apropiación de capacidades gerenciales 

Descripción    Esta actividad tiene por objeto revisar como las operaciones cognitivo-lingüísticas (explicitadas en el “método empírico generalizado” de Bernard Lonergan) develan los valores y criterios éticos que influyen sobre decisiones de gestión.
 
   
Contenido

  • valores y criterios éticos en situaciones profesionales que influyen sobre decisiones de gestión,
  • método empírico generalizado de B. Lonergan como fundamento de una antropología, epistemología, ontología y ética transdisciplinaria y transcultural.
  • conciencia intencional sensible, inteligible, racional y responsable y sus operaciones correspondientes de observar, entender, juzgar y decidir como fundamento de todo procesos de investigación, interpretación, evaluación y gestión.

Recursos

Actividad

Primer Momento

   
1. Trabajo personal en que se describe una experiencia de gestión en que se puede distinguir la función de los valores y criterios éticos en la toma de decisión.

  • Describa una situación profesional en que haya debido tomar una decisión de gestión.

  • Interpreta como influyeron la información, las ideas y los juicios de valores sobre esta decisión.

  • Evalúa que valores y criterios éticos entraron en conflicto.

  • Proponga cómo se podría haber mediado mejor este conflicto de valores.

Cuadro 2. Presentar el método empírico generalizado de B. Lonergan según la lectura adjunto. Usar el cuadro para explicar la relación entre las operaciones cognitivas-lingüísticas conciencientes del sujeto que conoce y el objeto intencionado que conoce.

3. Se invita a exponer algunas de las situaciones descritas para analizar estas en la perspectiva de los niveles de consciencia intencional que distingue Lonergan.      

Conciencia intencional Operaciones cognitiva-lingüísticas Situación de gestión: criterio – valor – resultado
sensible observa y describe información
inteligible pregunta y explica interpretaciones
racional duda y juzga juicios de hecho y de valor
responsable discierne y decide toma de decisión

     
Evalúa que puede aportar la gestión una auto-apropiación consciente de las operaciones cognitivas-lingüísticas de los actores involucrados.


[1] Ver pp. 6-9 del Capitulo 1. “Método” en Método en teología de Bernard Lonergan. London: Darton Longman & Todd y New York: Herder and Herder, 1973. Traducción de Armando Bravo, UIA. Compilación de J. Morin, UCM, 2006. 

About these ads